Sábado 24 de Junio del 2017

08-09-2015

En memoria del pequeño Aylan kurdi


(Por Ahmad Diab)

Aylan Kurdi de Ain el Arab.
Barcaza despedazada
La mar hostil y fría.
Sueña. Duerme alma mía.
 
La humanidad exánime;
clemencia de la pleamar,
toda náufraga en la playa
y su rostro en la argamasa.
 
Niño de mis entrañas,
soy Adbullah tu padre.
Ya no hay lágrimas.
Pervive apenas la nada.
 
“No mueras papá”,
tus últimos deseos;
manita escurridiza.
Ya no tendré sus besos.
 
“¿Para qué me ofrecen
el mundo hostil si Aylan
un refugio no merece?
La mar… las olas danzan...
 
 

Comentarios
Ingrese su comentario rellenando los campos