Sábado 25 de Febrero del 2017

05-09-2015

entrevista a kamel gomez el sheij del periódico “resumen del sur” que no pierde vigencia

“Es una trampa, especialmente si en la movilización aparece el Primer Ministro de “Israel”, Benjamín Netanyahu”


MAR DEL PLATA.- En Mar del Plata se desarrolló un encuentro organizado por la Defensoría del Pueblo y el Consulado de Francia con el fin de repudiar el atentado terrorista a la revista parisina “Charlie Hebdo”. El evento contó con la presencia autoridades políticas de la ciudad y entidades religiosas que se sumaron al pedido de paz.

En ese marco, Resumen del Sur entrevistó a Kamel Gómez El Cheij, Secretario del Centro Islámico, quien calificó al hecho ocurrido como un “triste atentado terrorista” y aseguró que “el gobierno francés es corresponsable de la tragedia por sus vínculos con Arabia Saudita”. A su vez, cuestionó la presencia del Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanhayu, en la macha por la paz y explicó el rol del Takfirismo, corriente interna del Islam, responsable de atentados terroristas en todo el mundo.


 
¿Cuál es el primer análisis que hacen desde el Centro Islámico sobre el atentado en París?


 
Nosotros queremos hablarle, en primer lugar, al pueblo francés, y en segundo lugar, al gobierno de Francia. Al pueblo de Francia, nuestro acompañamiento en esta tragedia, más allá que no nos caía en gracia el periodismo de la revista “Charlie Hebdo”, no se puede justificar de ninguna manera la muerte y el asesinato. También al pueblo francés le decimos que tenga cuidado con esta movilización supuestamente para defender la libertad de expresión porque es una trampa. Especialmente si en la movilización aparece el Primer Ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, en primera fila. Le pido a los franceses que sospechen. Para nosotros instalar la discusión de la libertad de prensa es una forma de tapar la gran discusión que tiene el Estado francés. Porque si el pueblo de Francia es víctima de estos lamentables atentados, el gobierno y el Estado francés es corresponsable de este triste atentado terrorista. ¿Por qué? Por varias razones. En primer lugar por su innegable acompañamiento a las monarquías, especialmente Arabia Saudita, que distribuyen una doctrina que subvierte el contenido del islam, y que Francia, como otros Estados europeos, hacen oídos sordos a cambio de que sus bancos reciban capitales de origen árabe vinculado al petróleo.


 
Además, se sabe que antes con Nicolás Sarkozy y ahora con Francois Hollande, que Francia tiene una política neocolonial con Medio Oriente, como la tiene con África. Siria es un ejemplo. Hollande es el principal responsable de los “rebeldes sirios” que luchaban contra el supuesto dictador, Bashar Al Assad. Francia apoyó financieramente, colaboró con el entrenamiento militar y permitió todo tipo de armamento junto con la OTAN a través de Turquía.


 
Ahora, como pasó con Pakistán, se repite el efecto boomerang. En el caso de Pakistán, colaboró y financió a los talibanes y hace poco se conoció la noticia de que pusieron una bomba en una escuela, lo que fue una masacre. Creo que el pueblo francés debe reflexionar, que detrás de la discusión inexistente de la libertad de prensa y la libertad de expresión, se esconden las culpas del Estado francés, a la que también hay que tener en cuenta.


 
Teniendo en cuenta que son el 7 por ciento de la población total. ¿Cuánto influyen las malas condiciones de vida de los musulmanes en Francia?


 
Te cuento una experiencia personal. Cuando volvía de Damasco para Argentina, tuve que esperar muchas horas en el aeropuerto de París. Más allá del enojo lógico de estar tantas horas en el aeropuerto, terminó siendo una experiencia provechosa. En esa estadía de varias horas en Francia pude observar que los hombres de piel negra no comparten asiento con los blancos. Vi una fuerte presencia de musulmanes y del idioma árabe en la calle pero efectivamente lo que se hacía notar era que eran ciudadanos de segunda, y que los inmigrantes sirven solo si juegan bien al fútbol o al básquet. Desgraciadamente hay un sector político que levanta banderas racistas, con Le Pen a la cabeza. Y esto que pasa en los suburbios de Francia es similar a lo que sucede en Estados Unidos, donde los inmigrantes son ciudadanos de segunda, maltratados y perseguidos por la policía. La mayoría de los musulmanes que llegan a Francia padecen esto. Los inmigrantes, no solo los musulmanes. También es cierto que es el islam tiene una presencia innegable en Francia y Europa, y los franceses deberán decidir qué tipo de islam quieren en su país, lo que me parece una discusión sana e interesante.


 
De todas formas, insisto con que el pueblo de Francia deberá prestar mucha atención a que capitales financian la disposición del islam en Francia, y ahí podremos encontrar respuestas sobre lo que está ocurriendo, porque si hay franceses que viajan, pelean y matan contra Siria y su pueblo, me parece que hay algo que no está bien en su sociedad. ¿Por qué son terroristas en París los mismos que Francia financia y apoya como rebeldes y demócratas en Siria?


 
Esta falta de políticas públicas de inclusión y abandono del Estado a la población musulmana, ¿Puede generar un caldo de cultivo para grupos terroristas que reclutan?


 
Si, innegablemente. Debido al enorme grado de ignorancia que estas personas tienen a la tradición islámica, se le suma un gran abandono. Forma parte de la cultura del descarte, como dice el Papa Francisco. Esta población sobrante de la globalización que no tiene espacio ni están interesados por que los tenga. Esta indiferencia que existe en la sociedad europea moderna hace que estas personas por ser pobres, no merezcan un lugar en la sociedad. Después vemos si son negros, musulmanes, hispanos o ateos, lo primero es que son pobres. Donde el Estado se desentiende porque tiene que achicar para cumplir con los mandatos de la globalización, modificando todo lo que era el Estado de Bienestar de Europa. Esto que pasa en Francia, también sucede en toda Europa, donde ha habido expresiones xenófobas en Suecia, donde se han quemado mezquitas, en Alemania donde hemos encontrado mentes neonazis o en Italia donde se ven bandas de fascistas recurriendo a los estadios de fútbol. Cómo decía el intelectual Ibn Jaldún, el pasado y el futuro a veces se asemejan como dos gotas de agua, donde la extrema derecha construye alianzas y conjugan intereses con estos sectores marginales que no representan en nada al islam, y como ya conocemos el dicho, para ellos, cuanto peor mejor. El pueblo europeo no tiene que repetir errores y experiencias del pasado, muy nefastas para ellos y para toda la humanidad.


 
¿Qué te parecieron las repercusiones en Argentina?


 
Creo que fueron más objetivas. Se ha quedado claro que no queremos atentados de este tipo, y por eso, se condena, pero a la vez tampoco queremos una Europa que levante, nuevamente, banderas del fascismo.


 
Esta ola de “islamafobia” viene de antes del atentado a “Charlie Hebdo”. ¿Crees que las potencias occidentales utilizarán esta tragedia como pretexto para nuevas incursiones militares sobre el mundo árabe –islámico?


 
Si recordamos, luego de invasiones de Estados Unidos a Afganistán e Irak, post “Torres gemelas” en 2001, hubo reacción de grupos minoritarios vinculados con Al Qaeda en Madrid y Londres. Desgraciadamente, acá pasa algo similar. Este atentado terrorista en Francia está vinculado a la política que tiene el gobierno, que ha invadido muchísimos países de África, el último fue Mali en 2013 pero ha tenido incursiones militares en Costa de Marfil, Argelia, etc. No podemos olvidarnos lo que ha hecho la escuela francesa, cuyas prácticas sufrimos en Argentina y toda América Latina. Por eso, este atentado tiene que verse como consecuencia de todas estas políticas imperialista de los países de Europa Occidental, Estados Unidos y la OTAN. Con esto no se justifica lo que pasó en París pero permite comprender para que estas tristes consecuencias no se repitan, y para que no se repita, se deben buscar las causas. Y una de esas causas está en el Takfirismo, una línea desgraciada dentro del Islam, cuyo autor es el reino de Arabia Saudita. El tema es que a estos sectores, alguien los entrena militarmente, los financia económicamente y les entrega armamento. Ahí, aparece la OTAN, Francia, Estados Unidos, las monarquías petroleras y Turquía. Me parece que tienen que hacer una autocrítica y esperemos que la libertad de expresión no sea una excusa para que, justamente, no haya libertad de expresión para hablar de estos temas. Nadie en Francia está hablando de la complicidad del gobierno con el terrorismo dentro del mundo árabe-islámico. Eso no hacer justicia por las víctimas de París.


 
¿Cuáles son las principales diferencias entre Chiitas, Sunitas y Takirí? ¿El conflicto es religioso y geopolítico?


 
Históricamente, el Chiismo y el Sunismo nacen como escuela de pensamiento islámico luego de la muerte del profeta Muhammad (Mahoma). La discusión principal entre las dos escuelas es por la sucesión. Estas discusiones se expresaron de varias maneras, pero nunca los musulmanes suníes y Chii no se consideraron musulmanes. En 1979, la revolución islámica de Irán con Jomeini a la cabeza, modifica el esquema mundial y regional en Medio Oriente. Irán es un país persa, no árabe y con mayoría chií.


 
Para frenar la influencia de la revolución islámica de Irán, Estados Unidos y la OTAN, le garantizan poder y armas químicas a Sadam Hussein en Irak. En ese momento, Hussein decía, en nombre del “arabismo”, que el por su condición de árabe luchaba contra los persas. Con el tiempo, irá modificando el discurso y hablará de Islam árabe suní contra el Islam chií. Ese cambio de justificación para hacerle la guerra a Irán, va a ser patrocinado por Arabia Saudita que, con las otras 6 monarquías petroleras, conformarán en 1981, el Consejo de Cooperación del Golfo, una mini OTAN del mundo árabe, que nace como contención al revolución iraní.


 
Cuando Arabia Saudita fracasa y observa la fortaleza de la revolución islámica de Irán, comienza a difundir su doctrina (el Takfirismo) en todo el mundo. Hoy tienen Mezquitas en toda Europa que se encargan de reclutar musulmanes que, como están abandonados por los Estados y no tienen oportunidades consiguen un empleo como mercenarios. Les dan un salario, le consiguen mujeres, entrenan y se divierten matando personas. El Estado Islámico expresa esta desviación del sunísmo que nace dentro del reino de Arabia Saudita y que hace grandes desastres.


 
¿Cómo puede identificarse un musulmán takfirí?


 
Primeramente su fervoroso anti-chiísmo, debido a que Arabia Saudita, patrocinador de esta escuela, es enemigo regional de Irán. Es un odio político a lo que Irán representa en la región. Por otro lado, por su visión individualista, sin contenido social ni solidaridad, con debates absurdos como con qué mano hay que cepillarse los dientes o con que pie se debe entrar a la mezquita. Ese es todo el islam que tienen. Por supuesto, reducen lo importante o lo ocultan, temas como el amor, la ética, los valores y la espiritualidad. Por eso, como dijo Nasralah, el líder de Hezbolah, estos grupos le hacen más mal al islam que las viñetas de “Charlie Hebdo”.


 
¿Podría haber confrontaciones en este año entre el eje suní y el chií?


 
Ese es un peligro constante. La región está muy preocupada en que Arabia Saudita reactive las células takfirí. Hay casos concretos, en Pakistán y Afganistán con los talibanes o lo que hace el grupo Boko Haram en Nigeria, donde han asesinado a miles de nigerianos. Parece que la libertad de expresión no se preocupó por esto. Parece que ser negro y de África es una condición para ser un ciudadano de segunda. Desgraciadamente nosotros vemos que hay un intento de retardar la liberación de los pueblos árabes-islámicos. Esto va a llevar a una confrontación con, Estados Unidos, la OTAN, Israel y el Takfirismo, como enemigo interno. Si hoy Irak no contara con el Estado Islámico y Siria no contara con un desgaste de cuatro años de guerra, la situación sería distinta para los enemigos de Medio Oriente: Estados Unidos e Israel, un diablillo del que se habla poco y nada.


 
¿Francisco podría mediar en esta situación o no tiene autoridad?


 
Yo soy musulmán, pero como argentino entiendo que todo lo que dice Francisco repercute. Tengo una posición dual, como argentino interesado el bienestar de mi país, presto mucha atención a las enseñanzas de Francisco. Ahora, en relación con Medio Oriente, respeto los esfuerzos del Papa por la paz, pero me permito tener otros referentes que me parecen que tienen más claridad en la realidad de Medio Oriente. Hay otros que conocen un poco más el paño.


 
¿Por ejemplo?


 
Alí Jamenei, líder de Irán y Hasan Nasrallah, de Hezbolah.

Comentarios
Ingrese su comentario rellenando los campos