29-07-2019

Irán: EEUU y Reino Unido no pueden ni soñar con control de Ormuz

Estados Unidos y el Reino Unido no pueden ni soñar con el control del estrecho de Ormuz y las embarcaciones que circulan por ahí, enfatiza un alto político iraní.

El secretario del Consejo de Discernimiento del Sistema de la República Islámica de Irán, Mohsen Rezai, ha denunciado las actividades provocativas e “incendiarias” de Estados Unidos y el Reino Unido en la región del Golfo Pérsico, que se realizan para generar la impresión de que la región no está segura, para luego tomar el control del estrecho de Ormuz. ¡Vaya sueño!, ha recalcado.

“Los estadounidenses buscan aumentar la tensión, en un intento por tomar el control del estrecho de Ormuz y la circulación de las embarcaciones, sin embargo, nosotros no lo permitimos”, ha puntualizado Rezai en una reunión mantenida este domingo con Song Tao, director del Departamento Internacional del Comité Central del Partido Comunista de China, en Teherán, capital persa.

Irán, ha proseguido diciendo Rezai, no busca conflictos, “pero sí se defenderá”. “Nuestra seguridad está pendiente a la del Golfo Pérsico y debemos preservarla, haciendo frente a las agresiones e intentos por generar inseguridad”, ha insistido el alto político persa.

Asimismo, ha alertado de que sumergir la región en guerras y conflictos dañará no solo la paz, sino la económica a nivel mundial, y ha hecho constar en que Teherán aboga por la libre navegación y la seguridad del Golfo Pérsico.

Estrecho de Ormuz, nuevo espacio de conflictos para EE.UU. y sus aliados

La Administración estadounidense, presidida por Donald Trump, anunció en mayo de 2018, la retirada del país del pacto nuclear alcanzado por Teherán y el Grupo 5+1 entonces integrado por EE.UU., el Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania, e impuso varias rondas de sanciones contra el país persa, incluidas las petrolíferas, ante la inacción total de los firmantes europeos del acuerdo sobre el programa nuclear iraní.

Las autoridades persas, no obstante, han asegurado que Teherán seguirá vendiendo su crudo, pese a las sanciones, y utilizando el estrecho de Ormuz como paso de tránsito seguro, aunque le pese a EE.UU. De igual modo, han hecho hincapié en que el país seguirá defendiendo el Golfo Pérsico y “hará lo necesario” en caso de que alguien traspase sus líneas rojas.

De hecho, los intentos de Washington para reducir a cero las exportaciones petrolíferas de Irán le ha llevado a intensificar la retórica bélica, creando incidentes y situaciones para poder demonizar a Teherán y justificar las presiones que ejerce en su contra.

La razón del polvorín de hostilidades podría estar en que EE.UU. busca una nueva aventura militar para demostrar que aún sigue siendo el líder del mundo, un anhelo que parece poco probable por la existencia de potencias emergentes como Rusia, China y la propia República Islámica de Irán.

Distintos analistas coinciden en que Teherán no puede esperar mucho de Europa ante las agresiones de EE.UU., dado que, “como mucho, pondrá en un mismo nivel al agresor y al agredido”, pero sí puede esperar algo más de otras potencias como Pekín y Moscú, que han expresado un apoyo a Irán y también son blanco de las medidas coercitivas de Washington. 

fuente:hispantv

Islam para nños

La vida del Imam Ali ibn Abi Talib (as)

Qu'ran