Sábado 23 de Febrero del 2019

19-01-2019

CAIR denuncia que EEUU deniega a Hashemi sus derechos religiosos


El Departamento de Justicia de EE.UU. y el FBI están infringiendo los derechos religiosos de una periodista iraní, denuncia una organización pro derechos civiles.

“Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley deben aclarar por qué retienen a la señora (Marzie) Hashemi sin cargos formales y por qué le han denegado sus derechos religiosos bajo custodia”, ha reclamado este viernes el director del Consejo de Relaciones Estadounidense-Islámicas (CAIR, por sus siglas en inglés), Nihad Awad.

Al desarrollar su postura, el militante ha afirmado que no “hay justificación para que se denieguen a un ciudadano estadounidense ni a ninguna otra persona sus derechos civiles y religiosos básicos”.

El CAIR, una oenegé pro derechos civiles y de apoyo a los musulmanes con sede en Washington, se ha puesto en contacto con la familia de Hashemi y el Gobierno estadounidense para defender los derechos legales y religiosos de la documentalista, ha hecho público Awad.

Hashemi, periodista de 59 años de edad de la cadena en inglés Press TV, fue arrestada el 13 de enero sin cargo alguno en el Aeropuerto Internacional de Saint Louis-Lambert, en la ciudad de San Luis (estado de Misuri), cuando iba a tomar un vuelo hacia la ciudad de Denver (Colorado, en el centro de EE.UU.).

El Buró Federal de Investigaciones (FBI, por sus siglas en inglés) estadounidense la trasladó luego a un centro de detención de Washington (capital) como “testigo material” de un supuesto delito, según reveló el miércoles Hosein Hashemi, hijo mayor de la presentadora.

Del caso Hashemi se han hecho ampliamente eco numerosos medios de comunicación internacionales, a la vez que redes sociales como Twitter se han llenado de reclamaciones de su liberación con las etiquetas #FreeMarziehHashemi y #Pray4MarziehHashemi.

Distintas organizaciones pro derechos de los periodistas han reclamado por otra parte al Departamento de Justicia estadounidense que aclare de inmediato el fundamento de la detención de la presentadora, que ha sido sometida a un trato vejatorio, arrebatándosele por la fuerza el hiyab, además de denegársele el acceso a alimentos halal (adecuados a los preceptos del Islam), como ella expresamente había solicitado. Ante la negativa solo ha pedido galletas y pan.

También han reaccionado a la detención responsables políticos y colectivos iraníes. El canciller de Irán, Mohamad Yavad Zarif, la ha tachado de “inaceptable” y ha instado a Washington a poner fin cuanto antes al “juego político” que parece haber tras el arresto.

En este sentido, varios medios han planteado la posibilidad de que el arresto obedezca a razones políticas, lo que se evidencia en una advertencia lanzada por el hijo mayor de la periodista, quien ha destacado la postura crítica de su madre respecto a la política del Gobierno de EE.UU., en particular contra sus guerras exteriores y sus intentos por derrocar Gobiernos extranjeros.

fuente:hispantv

Comentarios
Ingrese su comentario rellenando los campos