Miércoles 14 de Noviembre del 2018

06-11-2018

Rusia acusa a Israel de poner en peligro a sus soldados en Siria


El canciller ruso, Serguéi Lavrov, señala que Israel pone en peligro a las tropas rusas al no avisar con antelación sobre sus ataques en Siria.

“En varias ocasiones esto puso en peligro la vida de nuestros militares en Siria, por ejemplo, en el bombardeo aéreo israelí en la región de Palmira (centro) en marzo de 2017”, ha indicado el ministro de Exteriores de Rusia en una entrevista publicada este lunes en el periódico español El País.

Ese ataque israelí tenía como objetivo la base aérea siria de Tiyas (T-4) en Palmira. Tras la agresión, Moscú convocó al embajador del régimen israelí debido a que la parte rusa no había sido informada antes del ataque.

Lavrov también ha señalado que no existe algún acuerdo suscrito entre Rusia e Israel sobre la necesidad de cooperar para prevenir conflictos aéreos entre el grupo de la Fuerza Aeroespacial de Rusia que actúa en Siria y la fuerza aérea del régimen de Tel Aviv.

“La parte israelí no siempre ha cumplido a cabalidad con sus obligaciones, sobre todo, en relación con la necesidad de avisar a los militares rusos sobre sus operaciones de combate en el territorio sirio”, ha declarado el canciller ruso.

A continuación, ha enfatizado que los ataques israelíes en Siria no resolverán los problemas de seguridad del régimen de Tel Aviv, sino que aumentarán las tensiones en Oriente Medio.

Las relaciones entre Rusia e Israel se han deteriorado, en particular, tras el derribo de un avión ruso por parte de cazas israelíes. El 17 de septiembre pasado, un avión de transporte militar ruso Il-20 dejó de emitir señales cuando sobrevolaba el mar Mediterráneo de regreso a la base aérea rusa de Hmeimim, en el oeste de Siria, justo cuando cuatro F-16 de la fuerza aérea israelí estaban atacando objetivos sirios en la provincia costera de Latakia.

Los cazas del régimen se cubrieron del fuego sirio detrás del avión ruso, lo que provocó la caída del aparato y la muerte de 15 militares que iban a bordo, por lo que el Ministerio de Defensa de Rusia responsabilizó a Israel de este incidente mortal. Israel, a su vez, rechaza las acusaciones.

En un intento para prevenir tales incidentes, Rusia entregó a principios de octubre sistemas antiaéreos S-300 a Damasco con el objetivo de reforzar el monitoreo de los movimientos aéreos y la designación operativa de los objetivos.

fuente:hispantv

Comentarios
Ingrese su comentario rellenando los campos