Miércoles 20 de Junio del 2018

12-12-2017

Sayyed Nasralá: La decisión de Trump sobre Al Quds será el principio del fin del régimen israelí


El número uno de Hezbolá, Sayyed Hassan Nasralá, ha lanzado un llamamiento en favor de una tercera intifada en los territorios palestinos ocupados para hacer frente al proyecto norteamericano-sionista en la región.

Él continuó diciendo que si los palestinos se niegan a plegarse al dictado de los estadounidenses y los israelíes “nadie en el mundo podrá privarles de un ápice de su tierra”.

Las principales ideas del discurso

Os agradezco vuestra participación en esta manifestación. Sois lo que habéis sido siempre, la cabeza de la resistencia, su ambiente, su base.

Hace varias semanas que os reunisteis aquí, en este mismo lugar, para conmemorar el martirio del Imam Husain, para mostrar vuestro compromiso con Palestina y Al Quds, con la causa de todos los oprimidos.

Y hoy estáis aquí de nuevo, indignados por la violación flagrante de los lugares santos de la nación por parte de EEUU. Nosotros renovamos aquí nuestro compromiso: No te abandonaré nunca, Imam Husain. Husain es el título de los oprimidos, de la religión divina ultrajada y de los lugares santos profanados.

Agradezco a todos los partidos que participan en este encuentro: nuestros hermanos del Movimiento Amal, nuestros hermanos palestinos de los campos, que se niegan con determinación ser implantados fuera de su tierra y están firmemente adheridos a su derecho al retorno, un sueño que no tardará en materializarse.

Las manifestaciones y protestas, más importantes que nunca

En vuestro nombre, dirijo mis saludos al pueblo palestino en los territorios ocupados, en Gaza, en Cisjordania, en los territorios de 1948 y en Al Quds.

Desde los primeros minutos del reconocimiento de Al Quds como capital de Israel por parte de Trump, este pueblo valeroso ha luchado con sus pechos y piedras para defender Al Quds y los lugares santos de todos los musulmanes y cristianos del mundo.

Hace falta estimar en su justa medida las posturas que se oponen a esta ofensiva norteamericana contra Al Quds y contra la causa palestina y la dignidad de esta nación.

Hay que saludar también la posturas de los gobiernos del mundo que han rechazado esta decisión. Es una posición importante, incluso aunque no sea suficiente. Trump se imaginaba al declarar este reconocimiento, con toda su arrogancia, que todos seguirían sus pasos en Europa y en el mundo árabo-islámico.

Sin embargo, él ha sido confrontado por el rechazo del mundo, irritado por su arrogancia, y ha aparecido aislado, sólo junto a Israel.

Hay que saludar también las posiciones de los líderes religiosos, sunníes y shiíes, las del Imam Jamenei, del Sheij de Al Azhar así como las de todos los líderes cristianos de nuestro Oriente.

Hay que valorar altamente todas las respuestas populares y mediáticas, los comunicados, las manifestaciones organizadas en el mundo, donde los pueblos han mostrado su cólera y su adhesión a la causa de Al Quds.

Llamo a nuestros analistas a no subestimar estas posiciones y estas protestas.

Lo más importante radica en el hecho de que ellas tienen lugar tras varios años durante los cuales el mundo árabo-islámico, los pueblos árabo-islámicos habían sido arrastrados hacia una cizaña interna mortal, que tenía como objetivo el distraerlos con sus problemas internos y hacerles olvidar Al Quds y la causa palestina.

Estas manifestaciones, sentadas y todas las formas de protesta contra esta agresión contra Al Quds son la mejor respuesta, que elimina las secuelas de los años estériles que hemos atravesado.

Me dirijo a todos aquellos que se han manifestado, a todos los pueblos del mundo: sí, vuestras manifestaciones adquieren una gran importancia. Sabed que tienen un gran valor. Todas vuestras protestas, en los sitios, en los medios, en las redes sociales poseen gran importancia porque ellas desmienten la creencia de que habíais olvidado o renunciado a la causa palestina.

Este respaldo popular constituye un apoyo moral considerable para los resistentes. Nosotros sabemos algo de esto a través de nuestra experiencia de la Guerra de Julio de 2006 y la de nuestros hermanos en Gaza.

Estas manifestaciones en todas partes del mundo nos refuerzan y nos aseguran que no estamos solos.

Hoy en día, el pueblo palestino tiene necesidad de esta participación masiva de los otros pueblos. Estas manifestaciones constituyen el ambiente favorable para la acción en curso en Palestina.

Hay, pues, que continuar con estas acciones.

Separar el trigo de la paja

Hoy, podemos observar algunas infiltraciones por aquí y por allá, como ocurrió con la delegación de Bahrein, esta delegación que representa al poder opresor y no al pueblo de Bahrein. Esta delegación ha transmitido un mensaje del rey a aquellos que usurpan Palestina y reprimen al pueblo palestino.

Los bahreiníes han organizado en estos últimos días varias manifestaciones de apoyo a los palestinos. Ellos han sido reprimidos allí por las fuerzas de seguridad, mientras se manifestaban en favor de Al Quds.

Uno de los aspectos positivos de la decisión estadounidense es que ella permite distinguir el grano de la paja y no sólo en el mundo árabe, sino en todo el mundo.

Hay dos pueblos que se enfrentan en la actualidad a las balas y los bombardeos: el pueblo palestino y el yemení.

En Saada y Sanaa, dos ciudades que estuvieron bajo los bombardeos durante las manifestaciones, miles de yemeníes salieron a expresar su rechazo a la medida de Trump sobre Al Quds, lo que muestra quien es el pueblo yemení y prueba su adhesión a esta causa.

En el mismo contexto popular, yo digo a los palestinos que estamos orgullosos de ellos en el Líbano. Hemos logrado un consenso nacional en el Líbano, lo cual es algo raro, en el apoyo a Al Quds y a Palestina y en el rechazo a la decisión de Trump.

Hay que destacar las posturas expresadas por el presidente, el presidente del Parlamento, los diferentes bloques parlamentarios y todos los partidos, sin olvidar el destacado discurso del ministro de Exteriores, Gebran Bassil, así como el de Iraq.

Renovamos aquí nuestro compromiso de que estaremos al lado de Palestina, de su pueblo, de los lugares santos de los musulmanes y los cristianos. El azar de la historia ha querido que Trump tomara su decisión coincidiendo con dos conmemoraciones; el aniversario del Profeta Muhammad y el de Jesucristo.

Los palestinos constituyen la base de esta batalla

En el plano político quiero decir lo siguiente:

Los resultados de la decisión de Trump aparecieron al día siguiente cuando el gobierno israelí decidió construir 14.000 viviendas en sus asentamientos y cambiar los nombres de las calles y las regiones en la ciudad santa de Al Quds.

Por supuesto, esta decisión aparece en un contexto muy preciso, que hace falta conocer a fin de comprender muy bien lo que ha pasado en los últimos años.

Nosotros ya denunciamos un proyecto norteamericano-sionista apoyado por algunas potencias regionales, que está destinado a destruir nuestros estados y nuestros ejércitos. En 2011, dijimos que EEUU apoyaba a los grupos terroristas, incluyendo al Daesh, que quiere destruir nuestras sociedades, para imponernos un compromiso y un arreglo injusto, como hacen hoy. Pero van a quedar decepcionados…

En cuanto a las cosas que ocurrirán hay que decir que en adelante, la ciudad santa de Al Quds va a quedar fuera del proceso de paz y, de forma manifiesta, la liquidación de la causa palestina está en marcha. La nación debe confrontar esta ofensiva estadounidense y la responsabilidad de esto no incumbe sólo a los palestinos, sino a todos los pueblos árabes e islámicos.

Yo digo a los palestinos, a sus fuerzas y facciones, a la Autoridad Palestina, a la OLP, al pueblo palestino, tanto a los que se encuentran en el interior como en el exterior: Si os negáis a someteros al dictado estadounidense, si insistís en vuestra adhesión a Al Quds, si os negáis a que intenten situar vuestra capital en Abu Dis, nadie en el mundo entero podrá privaros de un ápice de vuestra tierra.

Sois la base de este asunto. Si renunciáis, aquellos que quieran apoyaros no podrán hacerlo puesto que serán acusados de ser más papistas que el Papa.

Vuestra postura es clave en la próxima fase.

Si mantenéis vuestra postura, estaremos totalmente comprometidos con permanecer a vuestro lado.

EEUU no es el padrino del proceso de paz

A la luz de lo que ha pasado, una prueba divina, realista y racional ha sido dada  todos aquellos que apostaban por EEUU o por una postura equilibrada por su parte o que creían que una intervención norteamericana podría ser del interés de los palestinos o de los pueblos árabes o islámicos frente a Israel.

Es ya tiempo de que EEUU no sea ya admitido como padrino del proceso de paz en Palestina o la región. EEUU es el padrino del terrorismo, de la ocupación, de la cizaña en la región.

Es tiempo de que todo el mundo conozca que no se puede tener confianza en EEUU. Todos deben desconfiar de ellos.

Hace falta aislar a Israel

En segundo lugar, hace falta que se realicen esfuerzos concertados para aislar de nuevo a la entidad sionista. Hablo de objetivos realistas.

Una de las respuestas más importantes a la decisión de Trump consiste en aislarla mediante la presión popular en los parlamentos, en los gobiernos, en las redes sociales…

Los gobiernos y las élites deben cortar sus vínculos con Israel. Éste es un objetivo central y firme: cerrar las embajadas israelíes e impedir cualquier tipo de normalización.

Yo digo a nuestros hermanos en Palestina: a quien quiera normalizar sus relaciones con Israel, sea quien sea, golpeadle con vuestros zapatos porque no representa al pueblo árabe o islámico. La presión política es necesaria para aislar a Israel.

La medida más importante incumbe a la Autoridad Palestina: hay que negarse a continuar las negociaciones hasta que Trump dé marcha atrás.

Lo mínimo que pueden hacer la Liga Árabe y la Organización de la Conferencia Islámica es decir a EEUU que no hay nada que negociar hasta que deis marcha atrás en vuestra medida.

La intifada es indispensable

En tercer lugar, la respuesta debe ser la intifada.

Nadie en el Líbano puede dictar a los palestinos lo que deben hacer. Ellos siempre han sido los precursores de la resistencia. Ellos han sido los maestros de esta escuela.

Los palestinos deben decidir lo que deben hacer y nosotros debemos seguirlos.

Yo quiero decir hoy que la respuesta más importante es la declaración de una tercera intifada en la totalidad de la Palestina ocupada.

Y el mundo entero y en especial el mundo árabe y el islámico deben prestar su máximo apoyo a los palestinos.

El Eje de la Resistencia va a ocuparse de Palestina

Hoy, no hablo solo en el nombre de Hezbolá, sino en el nombre de todos los miembros del Eje de la Resistencia, que ha salido victorioso de una prueba de varios años. Este Eje está a punto de terminar la batalla en la que venció a los títeres utilizados por EEUU e Israel. Desde ahora, va a consagrarse a Al Quds, a Palestina y al pueblo palestino con todas sus fuerzas.

Llamo a recurrir a todas las formas de resistencia.

Invito a todas las facciones de la resistencia en la región a unirse y reunirse para discutir la mejor forma de hacer frente a esta ofensiva, a poner a punto una estrategia unificada, clara y precisa y un plan operativo que distribuya los papeles y coordine los esfuerzos en esta marcha.

Y nosotros, en Hezbolá, vamos a asumir nuestra entera responsabilidad.

A los pueblos de Palestina y de la región les digo: Confiad en Dios. Si le imploramos su victoria, Él nos la concederá.

Sí, vamos a asumir nuestras responsabilidades. Confiad en el Eje de la Resistencia, que siempre ha salido victorioso, que ha sacado a la nación de la era de las derrotas y la ha introducido en la era de las victorias.

La decisión de Trump, el fin del régimen israelí

Al pueblo de Palestina, le digo que Trump, con su decisión, quería proclamar el fin de la causa palestina.

Venid con nosotros a fin de que podamos transformar esta estúpida decisión en el principio del fin de su proyecto norteamericano-sionista en la región.

(Manifestantes: Muerte a Israel)

Nosotros transformaremos la amenaza en una oportunidad y esta derrota política infligida a los regímenes árabes en una victoria de los pueblos y de los lugares santos de los musulmanes y los cristianos.

Netanyahu lanza sus amenazas contra el Líbano desde París. Él quiere distraer la atención hablando de los misiles de Hezbolá y de sus supuestas fábricas de armamento.

Pero nuestro objetivo siempre debe de ser el de continuar adheridos a Al Quds, la capital eterna de Palestina.

Todos debemos gritar: Iremos a Al Quds, aunque nos cueste millones de mártires (Los manifestantes repiten detrás de él)

Ellos quieren sumergir a los pueblos en la desesperación. Y yo quiero deciros con toda confianza: No soñamos cuando decimos que uno más uno son dos. Teniendo en cuenta las ecuaciones, las victorias, las reglas de confrontación, las posibilidades en curso etc, y visto que el Eje de la Resistencia remonta de nuevo la pendiente, sin olvidar los cambios que tiene lugar en el mundo y la confianza en la promesa de Dios, Alabado sea, la decisión de Trump provocará el principio del fin del régimen israelí. In sha Al-lah.

Esto se deriva de nuestra posición, nuestro compromiso, las victorias, los sacrificios de los mártires… Y del hecho de que somos los países de la resistencia, de los grandes y de las victorias… Hemos estado con Palestina desde 1948 y lo estaremos hasta que los musulmanes recen en Al Aqsa y los cristianos en la Iglesia de la Natividad.

Nunca abandonaremos a Palestina ni a Al Quds. Ellos constituyen para nosotros el motivo por el cual el Imam Husain combatió y cayó mártir.

Terminamos como hemos empezado: No te abandonaremos jamás ¡Oh Husain!

fuente:almanartv

Comentarios
Ingrese su comentario rellenando los campos