Viernes 22 de Septiembre del 2017

21-03-2017

JOVEN RIOJANO DE 19 AÑOS BECADO PARA ESTUDIAR EN IRAN

Farid Salomón: “Conocer el corazón del Islam Muhammadiano es lo mejor que me pudo pasar”


LA RIOJA.- Farid Salomón viajó a Irán con 18 años y regresó con 19. Toda una aventura para este talentoso riojano que viajó a la República Islámica de Irán para culminar un curso con una delegación de argentinos.

Opinó que “me impactó profundamente la espiritualidad y la no división del hombre secular y religioso; ellos ven todo desde la óptica que les brinda el Islam”.
 
Farid Salomón estudia en la Universidad Nacional de La Rioja Ingeniería Mecatrónica, materias que las lleva al día, metido en el estudio que le brindará una salida laboral, y complacido con el islam que practica y estudia desde sus doce años y que en los últimos tiempos profundizó en una “materia que guiará mis pasos hacia el bien, así como el estudio de mi carrera me dará un lugar en el mundo del trabajo”, especifica.
 
De ascendencia árabe por una parte y peñaloziana por su madre, Farid viajó junto a un contingente de jóvenes argentinos a culminar un curso sobre diversas materias de Islam a la República Islámica de Irán donde “me extrañó ver en vivo y en directo una sociedad con problemas como cualquier sociedad pero imbuidos de una espiritualidad a flor de piel; donde hay valores tan arraigados de familia, de sociabilización, de sensatez, de paz, que nos lleva a querer vivir en un estado así”.
 
Preguntado sobre si no estaba embelesado por un viaje de estas características que puede nublar su objetividad, Farid enfatizó que “de ninguna manera, pues tuve tiempo suficiente para mirar las calles limpísimas, y esto ya no es un dato menor; la alcancias enormes que diferentes fundaciones recaudan dinero para obras pías como mezquitas, orfelinatos, escuelas, hospitales; y la gente cómo acude generosamente a los templos decorados bellamente”.
 
“Pensé que en las mezquitas iba a encontrar solo gente vieja, pero todo lo contrario: es admirable la enorme cantidad de jóvenes que superan en número a los mayores por un amplísimo margen y allí me hice de amigos, todos ellos preocupados por el estudio; por la adquisición de idiomas; a veces me sentía un ignorante ante la diversidad de idiomas que hablan y esto me impulsa ahora a estudiar más”.
 
Farid trata de explicar que “encontré allí una especie de luz, como que la humanidad no está perdida si hay jóvenes con esa mirada espiritual y que estudian pero al mismo tiempo profundizan en su religión y en los valores de la honestidad, caballerosidad, la igualdad y la no discriminación”.
 
También explica que “fue una experiencia maravillosa que me gustaría volver a vivir, como también me gustaría enseñar a los jóvenes de La Rioja y de todas partes que con un poquito de voluntad, apenas un paso hacia Dios, es un paso gigantesco que debemos dar ante tanta calamidad que se ve todos los días y ante tanta promiscuidad y descuido del ambiente familiar”.
 
Agradeció también a los reconocidos profesores que presidieron la delegación Sheij Feisal Morhell y licenciada Sumeia Younes de la provincia de Tucumán, quienes “nos prepararon, nos guiaron y estuvieron a la par nuestra”.
 
Contó lo divertido que fue jugar un partido de fútbol con los iraníes que “habrán pensado que como argentinos -esa es la fama que tenemos- íbamos a darle clases y bailarlos, pero en realidad nos ganaron; claro, pero se habrá venido la selección”, dijo divertido.
 
Finalmente aclaró que “no quiero dejar pasar por alto el agradecimiento a mi padre espiritual y del corazón, nuestro sheij de La Rioja, Ahmad Diab, que sin su guía y fuerza, no podríamos haber realizado este viaje”.
 

Comentarios
Ingrese su comentario rellenando los campos