Viernes 24 de Marzo del 2017

17-07-2016

Los musulmanes riojanos y de otras provincias festejaron juntos el fin del ayuno de Ramadán


​LA RIOJA.- Con la presencia de varias delegaciones de otras provincias los musulmanes riojanos festejaron el fin del ayuno de Ramadán, según marcan las tradiciones que se pudieron observar en la festiva reunión.

 El Centro Islámico de la Provincia de La Rioja se está convirtiendo en un foco de atención para los correligionarios de otras zonas del país, quienes arribaron para festejar con sus hermanos riojanos el fin del ayuno del mes de Ramadán.
 
Este consiste en la abstinencia durante las horas diurnas de comida, bebida, sexo, el fumar, o de ingerir cualquier sustancia alimenticia por el término de 29 ó 30 días.
 
Para una de las más grandes fiestas del Islam arribaron de las provincias de Salta, Tucumán, Catamarca, y de Chilecito, la segunda ciudad en importancia de la provincia de La Rioja.
 
Tras la oración especial de ese día hablaron el titular del Centro Islámico de La Rioja, Hasan Diab, y los representantes Asad Diab de Ponté, Abdulkarim Medina y Karim Bonader, de Salta, Tucumán y Chilecito, respectivamente.
 
Todos coincidieron en resaltar la reunión y la convergencia de hermanos de diferentes provincias, y de otras que por cuestiones personales, como los de la provincia de Neuquén, no pudieron asistir pero dejaron su saludo.
 
En su alocución, el Encargado de los Asuntos Religiosos de la entidad islámica local, sheij Ahmad Diab, desgranó versículos coránicos y narraciones proféticas y de los imames de Ahlul Bait para recrear el porqué de esta fiesta.
 
Explicó que “el ayuno de Ramadán es una de las prácticas del Islam, junto con la oración, la dación de bienes, la Peregrinación a la casa de Allah en La Meca, y el Yihad o el esfuerzo por Su causa, cuya traducción de ninguna manera es “guerra santa””.
 
Aclaró que “vemos de qué modo maravilloso estas prácticas se articulan entre si; quien se inicia en la oración, por ejemplo, sabe que la dación de bienes y la profusa limosna para los pobres le trae aparejado un bienestar personal y físico, y hasta el alargamiento de su vida, destacado por el Profeta del Islam”.
 
Enfatizó que “quien tiene interiorizada su oración y su entrega al prójimo en el nombre de Allah, les es infaltable a su espíritu el hacer el ayuno de ramadán, cuya fiesta hoy festejamos, y del mismo modo espera con ansias el momento en que deba cumplir con otras de las prácticas que es la peregrinación a La Meca a visitar el primer santuario erigido para honrar al Dios Uno y Unico: la Kaaba. Pero todo lo antedicho no podría realizarse sin el yihad o esfuerzo permanente para cumplir con los mandatos divinos y luchar contra nuesttra propia alma”.
 
Diab aclaró que, “como vemos, subyace una telaraña en las cinco prácticas del Islam que son de cumplimiento obligatorio, aunque esto no significa que aquellos que han abrazado el Islam como un modo de vida deban someterse estrictamente de un día para otro a cumplir estas prácticas, que, con ese esfuerzo o yihad, vendrán por sí solas y en forma paulatina y a las que luego jamás podremos dejarlas”.
 
En otro orden y al ser consultado por una emisora sobre la fiesta y cómo funciona el Centro Islámico riojano y su financiación, Ahmad Diab puntualizó que “estamos trabajando en la provincia desde hace más de dos décadas y en ese tiempo se logró con la ayuda de varias familias musulmanas locales y también con donaciones de hermanos de otras provincias, adquirir un inmueble donde en forma lenta pero continua estamos levantando la primera mezquita de La Rioja en sus 425 años”.
 
“En esos más de 20 años además de la mezquita se adquirió un predio de una hectárea para un cementerio islámico, cuya primera fase se está realizando, un cámping y debemos resaltar y agradecer también la importante donación del Centro Islámico de la República Argentina que nos donó una alfombra que ahora cubre los dos salones de nuestro templo. También se adquirió para los musulmanes de Chilecito un importante terreno al frente de la sede de la Universidad Nacional de La Rioja de esa ciudad”.
 
Finalmente agradeció “al ahora presidente de la Fundación Islamoriente de Irán, que hace más de 20 años nos donara siete mil dólares, cuando el cambio era un dólar, un peso, pero que nos sirvió para adquirir parte de un terreno, que ahora es veinte veces su tamaño original, como es de público y notorio conocimiento”.

Comentarios
Ingrese su comentario rellenando los campos