Viernes 28 de Abril del 2017

22-05-2016

PRENSA DIOCESIS RIOJANA – SALUDO DEL OBISPO MARCELO COLOMBO A LA VISITA DEL SHEIJ FEISAL MORHELL

“Todos los pueblos forman una comunidad y tienen un mismo origen”


LA RIOJA.- Ante la visita y conferencia brindada en la Universidad Nacional de La Rioja por el secretario General de la Federación Argentina de Entidades Islámicas Yafaritas (FIYAR), Sheij Feisal Morhell, el Obispo de La Rioja, Marcelo Colombo, publicó un saludo que transcribimos.

Señor Feisal Morhell,
 
Es un honor para mí saludarlo con estas palabras, que son a la vez bienvenida, felicitación y compromiso.
 
Doy la bienvenida al hombre de fe que viene a compartirnos la riqueza conceptual y espiritual de su religión. Para la Iglesia,
 
“Todos los pueblos forman una comunidad, tienen un mismo origen, puesto que Dios hizo habitar a todo el género humano sobre la faz de la tierra, y tienen también un fin último, que es Dios, cuya providencia, manifestación de bondad y designios de salvación se extienden a todos, hasta que se unan los elegidos en la ciudad santa, que será iluminada por el resplandor de Dios y en la que los pueblos caminarán bajo su luz.”  (Declar. Nostrae Aetate, Vaticano II, n.1)
 
Espero con mucho interés sus enseñanzas y explicitaciones conceptuales que puedan adentrarnos en la hondura de su cosmovisión religiosa y cuanto nos desee compartir en este clima de fraternal acogida.
 
Felicito a quienes han tenido la idea de invitar a este distinguido catedrático en la conciencia de enriquecer el diálogo intercultural e interreligioso de nuestra provincia en el marco de la Licenciatura en Teología y Religiones Comparadas de la Universidad Nacional de La Rioja.
 
Somos un pueblo animado por una vocación permanente al Tinkunaco, es decir el encuentro vital de hombres y pueblos en el reconocimiento de Dios como nuestra máxima referencia vital, garante de nuestra dignidad común y compañero de nuestras luchas más nobles y bellas por la Justicia y la Paz. La melodía del violín de San Francisco Solano cautivó la beligerancia aborigen haciéndola un dinamismo generoso de entrega al trabajo y a la vida comunitaria. Pero sometió la brusquedad y los atropellos del invasor español a la escucha de una Palabra de Vida que nos dice que todos los hombres somos hermanos. Allí nacía nuestra riojanidad como fraternidad en camino. Más tarde, las sucesivas olas inmigratorias se añadirían a este rico amalgama de pueblos y culturas, constituyéndose en una oportunidad a partir de las diferencias de origen y de costumbres.
 
Como obispo de la Iglesia peregrina en La Rioja me comprometo a seguir animando mis mejores energías al servicio del diálogo. Como enseñaba con toda autoridad Pablo VI: “(…) no quiero negar mi respetuoso reconocimiento a los valores espirituales y morales de las diversas confesiones religiosas no cristianas; quiero promover y defender con ellas los ideales que pueden ser comunes en el campo de la libertad religiosa, de la hermandad humana, de la buena cultura, de la beneficencia social y del orden civil. En orden a estos comunes ideales, un diálogo por mi parte es posible y no dejaré de ofrecerlo allí donde con recíproco y leal respeto sea aceptado con benevolencia.” (Pablo VI, Eclesiam suam, 40)
 
Más recientemente, el Papa Francisco nos traza a los pueblos, a las culturas y a las religiones un programa sintético y urgente:
 
“El reto principal que nos espera es, sin embargo, el de vencer la indiferencia para construir juntos la paz, que es un bien que hay perseguir siempre.” (Francisco, Discurso al Cuerpo Diplomático acreditado ante la Santa Sede, enero 2016)
 
El Señor misericordioso y compasivo como lo invoca el Islam, lo bendiga a Ud., a su familia y colaboradores. Que Él, bondadoso y providente, premie su deseo de servir a la causa del bien y de la paz, de la concordia mutua entre los pueblos y la común aspiración al encuentro final y pleno con Dios, Padre de todos.
 
La Rioja, 19 de mayo de 2016.-
 
Marcelo Daniel Colombo, Padre Obispo de La Rioja

Comentarios
Ingrese su comentario rellenando los campos